Feature Image
#PropinasOdebrecht: otro escándalo en la tonada de este gobierno
14 agosto, 2017
 

[av_section min_height=» min_height_px=’500px’ padding=’default’ shadow=’no-shadow’ bottom_border=’no-border-styling’ bottom_border_diagonal_color=’#333333′ bottom_border_diagonal_direction=» bottom_border_style=» id=’header-post’ color=’main_color’ custom_bg=» src=» attachment=» attachment_size=» attach=’scroll’ position=’top left’ repeat=’no-repeat’ video=» video_ratio=’16:9′ overlay_opacity=’0.5′ overlay_color=» overlay_pattern=» overlay_custom_pattern=» av_element_hidden_in_editor=’0′]
[av_heading heading=’#PropinasOdebrecht: otro escándalo en la tonada de este gobierno’ tag=’h3′ style=’blockquote modern-quote modern-centered’ size=» subheading_active=’subheading_below’ subheading_size=’14’ padding=’0′ color=» custom_font=’#b02b2c’ admin_preview_bg=’rgb(241, 241, 241) none repeat scroll 0% 0%’]
Por Miguel Pulido
[/av_heading]
[/av_section]

[av_social_share title=’Share this entry’ style=» buttons=» share_facebook=» share_twitter=» share_pinterest=» share_gplus=» share_reddit=» share_linkedin=» share_tumblr=» share_vk=» share_mail=»][/av_social_share]

[av_image src=’http://antifaz.org.mx/wp-content/uploads/2017/08/Lozoya.jpg’ attachment=’1236′ attachment_size=’full’ align=’center’ styling=’no-styling’ hover=» link=» target=» caption=» font_size=» appearance=» overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ animation=’no-animation’ admin_preview_bg=»][/av_image]

[av_textblock size=» font_color=» color=» admin_preview_bg=»]
Primero fue el caso Monex. Un aviso claro y contundente de lo que se vendría y el que avisa no traiciona, dicen por ahí. Lo que mal inicia mal acaba, y poco a poco se fueron dando los escándalos que rodean a este gobierno. No fue uno, no fueron tres. ¡Son montones! La casa blanca de Enrique Peña Nieto, la casa de Malinalco de Luis Videgaray, el escándalo de las empresas fantasmas, licitaciones simuladas como las de Nutriwell, las donaciones tramposas a ENOVA-Fundación ProAcceso, el cochinero entorno a #GobiernoEspía, las matemáticas embusteras de OHL y ahora #PropinasOdebrecht. (Por citar apenas algunos).

La fórmula es la siguiente: siempre Peña Nieto involucrado –directamente o por su círculo más cercano-, con enredos ilegales, mescolanza de dinero público-privado, instrumentos financieros fraudulentos y un cinismo brutal. Finalmente: las instituciones apenas viéndolos violar la ley una y otra vez. Impunidad total, pues.

Detengámonos un momento en #PropinasOdebrecht. Corrupto en su estructura, el gobierno de Peña Nieto también es de autoritarismo provinciano. Acostumbrados a controlar todo en el «EdoMex» pensaron que podrían repetir los modos en el gobierno nacional. Venían de tratar con una prensa que sólo sabe dar elogios o silencios, por lo que la poca pluralidad informativa los ha sacudido (al grado de exhibirse exigiendo renuncias y despidos de comunicadores). En el caso Odebrecht son las investigaciones internacionales las que los tienen desacomodados. Y, el caso, amenaza con estallarles en las manos.

Hoy, el affaire revienta por el nombre de Emilio Lozoya, pero esa es solo la punta de la madeja. Veamos.

1. Recordemos que debido a la corrupción de Odebrecht investigaciones en 11 países han terminado en serias acusaciones judiciales. No son trascendidos periodísticos. En todas, lo dicho por los propios empleados de la constructora ha sido central para desvelar las redes de corrupción. A la luz de esto, es imposible perder de vista que en declaraciones juramentadas tres funcionarios de la constructora  acusan a Emilio Lozoya Austin de recibir dinero cuando ya era una figura prominente en el círculo cercano de Enrique Peña Nieto. Sí, cuando era su coordinador de relaciones internacionales en la campaña presidencial de 2012.

2. Desde que el gobierno de Estados Unidos reveló la información de que la constructora brasileña se había declarado culpable de tener una red de corrupción en América Latina supimos que una buena parte del dinero había tenido propósitos electorales. Por eso no puede obviarse que entre los ejecutivos de Odebrecht que juramentaron sus acusaciones contra Lozoya está Luiz Antonio Mameri. Esto importa pues el nombre de Mameri ha surgido en el trabajo de las fiscalías de al menos tres países. Es central en las acusaciones que se siguen en República Dominicana, en Perú y en Colombia. Y esos casos reflejan con toda claridad la estrategia en la que participó Mameri: financiar campañas para obtener favores más tarde.

3. Es obvio que Lozoya por sí mismo no representaba ningún interés para la constructora. Ellos son expertos en crear redes de corrupción ¿para qué darían dinero a un individuo con una fugaz trayectoria de burócrata internacional? Más importante ¿para qué le darían el dinero en el contexto de una campaña electoral si no es para gastarlo en la misma? Sí, debe insistirse en que el financiamiento ilegal de las campañas es el eje de las investigaciones en Perú (donde el ex presidente por cierto está preso por lo mismo), en Colombia (en donde apuntan directamente a la campaña del presidente Santos) o en República Dominicana (en donde están presos el ex presidente del Senado y el ex Ministro de Obras). También forma parte de las acusaciones (menos avanzadas en términos judiciales) en Venezuela, Argentina y Chile.

Así que no olvidemos: son redes y con propósito de financiar campañas. Al rato van a querer salir con la tesis del: corrupto solitario.

4. Todo lo anterior no puede separarse del hecho de que Luis Videgaray era el coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto. Él era el responsable en términos políticos, legales y éticos de lo que ahí sucediera. Pero más importante, mucho más, es el hecho de que el abogado de la campaña de Enrique Peña Nieto fue nada más y nada menos que Raúl Cervantes, el recientemente renunciado Procurador General de la República. Estos lazos rebasan el conflicto de interés, le significaban un impedimento objetivo para conocer del asunto y dirigir las investigaciones. En una situación extrema, incluso le podrían incriminar. Cervantes no debió, simplemente no, tener injerencia en esta investigación.

5. Una vez que estalló el escándalo de la acusación contra Lozoya y que la noticia corrió en la prensa internacional, la PGR emitió un comunicado. Entre frases huecas y el tradicional insignificante: “hasta las últimas consecuencias”, se desliza una singular justificación de por qué no han avanzado las investigaciones en México. Alega la PGR:

“La Fiscalía brasileña ha ido variando la fecha de entrega de la información correspondiente y no ha ofrecido una nueva fecha a México. Ha argumentado que el caso se está desahogando ante el Tribunal Superior de Brasil. Esta semana en la reunión de fiscales latinoamericanos, que se realizará en la Ciudad de Puebla, esperábamos a la representación brasileña, pero hoy ha cancelado su asistencia.”

Resulta imposible aislar esta frase de algo que me dijeron en Barcelona cuando documentaba el caso de Humberto Moreira: “con tanta incompetencia, infiltración y complicidad dentro del gobierno mexicano me parece que lo comprensible es no querer colaborar con él.”

6.- Para cerrar, una joya. El 20 de octubre, en una decisión por demás atípica el encargado de despacho de la PGR Alberto Elías Beltrán despidió a Santiago Nieto, Fiscal Especial en Delitos Electorales. Santiago Nieto había hecho un conjunto de declaraciones poco comunes sobre Emilio Lozoya apenas unos días antes, diciendo que le había enviado una carta y llamando la atención sobre los casos contra Odebrecht en otros países.

Hay que tener el olfato político de una hormiga para no darse cuenta que con el despido de Santiago Nieto acaban de crear una crisis de dimensiones excepcionales. Es impertinente en extremo la declaración del Fiscal: eso está fuera de duda. Pero, ¿de ahí a un despido fulminante? Eso sólo se hace cuando se tiene demasiado que esconder.

Total. Ahí están #PropinasOdebrecht, otro escándalo en la más tradicional tonada de este gobierno. Un gobierno corrupto.
[/av_textblock]

[av_hr class=’full’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=» custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=» icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’ admin_preview_bg=»]

Autor
Miembro fundador de Creatura. Asiduo lector y analista de noticias sobre derechos humanos y la lucha por el poder político. Ama la Quiche Lorraine.
Twitter
En otras plataformas
Puedes escuchar nuestros podcast y suscribirte a contenido adicional a cambio de una donación que nos permite seguir con más de 5,000 podcast disponibles de forma gratuita.
Spotify
Escucha los 100 episodios más recientes y síguelo para avisarte cuando publique nuevos episodios.
iTunes
Califica y reseña este podcast en la plataforma de Apple, tus comentarios nos permiten llegar a más audiencia.
Anchor.fm
En esta plataforma encontrarás todos los episodios y plataformas en los que están disponibles.
Te puede interesar
Rolando Lagunes
8 octubre, 2018
Derecho Remix
24 diciembre, 2018
Continuemos la conversación