Pachorra legislativa

Senador

Dicen que en el PRI tomaron nota del mensaje que la ciudadanía les envío en las urnas. Suponemos, eso significa que por fin se enteraron que su partido se asocia actualmente de forma indisoluble con la corrupción.

Sin embargo, en ese tema, el gobierno envió al Congreso una iniciativa con una deficiencia técnica extraordinaria. Después, el PRI ha obstaculizado sistemáticamente las discusiones. A tropiezos y con heridas de muerte, avanzó una abigarrada reforma constitucional que no ha servido para nada, pues aún requiere la aprobación de una cascada de leyes secundarias y en esas han mostrado toda su resistencia.

Esa pasividad, entre Peña y su partido son simple expresión de su idiosincracia. No por nada ha insistido en que la corrupción es un asunto cultural. Sólo ha abandonando esa frivolidad para cambiarla por otra, diciendo que es un asunto de condición humana.

La mayor confesión de su comodidad con la corrupción es esa pachorra legislativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>